Lecturas Septiembre 2016

Por fin he sacado tiempo para subir una nueva entrada en el blog. Siento la tardanza, una vez más, pero el trabajo no me está dejando mucho tiempo libre, y mi vida lectora se ve tristemente dañada. Para compensar, no he leído nada que me haya disgustado y las disfruté todas. Vamos a por ellas.

París – Austerlitz, de Rafael Chirbes

NH555_Paris-Austerlitz.indd

Título – París – Austerlitz

Autor – Rafael Chirbes

Editorial – Anagrama

Idioma – Castellano

Páginas – 160

Precio – 15.90

Michel, es un obrero francés cincuentón, y nuestro narrador, un joven pintor madrileño de familia acomodada. A través de estos dos personajes, Rafael Chirbes nos habla de la pasión, el amor y la decadencia de ambos. Michel, que acogió al joven pintor con los brazos abiertos, sin prejuicios, sin preguntas, contrae el Sida y es hospitalizado. A partir de ahí, conocemos los comienzos, las noches eternas perfumadas con alcohol y tabaco. Y la decadencia de los amaneceres, las nubes de humo se disipan y nos dejan ver la toxicidad de esta pasión, los rencores, los celos.

Rafael Chirbes acabó esta novela unos meses antes de fallecer. Y menudo regalo nos ha dejado. Hace reflexionar.

El sabotaje amoroso, de Amélie Nothomb

Título – El sabotaje amorosoCM689_El_sabotaje_amoroso.indd

Autora – Amélie Nothomb

Editorial – Anagrama

Idioma – Castellano

Páginas – 160

Traducción – Sergi Pamiés

Precio – 7.90

Ya os hablé de esta obra en la entrada que le dediqué  y que os invito a que leáis.  Amélie Nothomb en la cumbre, no puede gustarme más esta autora. Alucinante.

Suave es la noche, de Francis Scott Fitzgerald

Título – Suave es la nocheep333337

Autor – Francis Scott Fitzgerald

Editorial – Debolsillo

Idioma – Castellano

Páginas – 470

Traducción – Rafael Ruiz de la Cuesta

Precio – 10.95

Esta es la segunda obra que leo de Fitzgerald, después del gran Gatsby. Han pasado unos años desde que leí esa novela, y la verdad es que en cuanto abrí el libro volví a esa ambientación que tan bien sabe recrear Francis. Allí estaba de pronto, con los Diver en la Rivera Francesa, en plenos años 20. Y eso es lo que más me ha gustado de esta novela. La facilidad de este escritor para transportarnos a aquella época de lujo y excesos es asombrosa.

La novela nos presenta a una pareja muy peculiar, los Diver, los cuales conocen a Rosemary, una joven actriz, que llega a sus vidas para conocer los secretos que esconden y desestabilizar su mundo.

Me encantó la estructura de la obra, conociendo la vida de los Diver desde diferentes puntos de vista y saltos temporales. Algo que no me convenció es que por momentos tenía la sensación de estar leyendo un guión de Hollywood, y sí, hay película, y sí, tengo que verla. Además, las últimas 100 páginas se me hicieron algo pesadas y me dio la impresión de que estaban ahí como relleno. De todos modos, es una lectura que disfruté en su totalidad y que recomiendo. Fitzgerald tenía un don para la escritura, eso es indiscutible.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s